Los terrenos del Monte Calvario serán zonas verdes públicas

Se inicia la aprobación del Plan Especial de la Finca del Seminario

012018-2
Plano del Seminario y el Monte Calvario que muestra la separación en dos sectores tras el acuerdo. Fuente: PGOU, elaboración propia.

El 9 de junio de 2017 recibimos la noticia del acuerdo entre la Diócesis de Málaga y el Ayuntamiento de la ciudad, refrendado por acuerdo de la Junta de Gobierno Local, para iniciar los trámites de aprobación del Plan Especial del Seminario. Este plan, entre otros aspectos, prevé la cesión de 63.550 m2 de terrenos del Monte Calvario pertenecientes al Obispado, que pasarán a ser de titularidad municipal como zonas verdes públicas. Particularmente nos concierne, dado que el camino de acceso a nuestra ermita, así como las zonas forestales colindantes formarán parte de dicho acuerdo. No obstante, la parcela que ocupa nuestra sede y sus dependencias continuarán en la misma situación que hasta ahora, es decir, como parte de la finca del Seminario, propiedad del Obispado, y en posesión de la Hermandad, cuya adscripción a perpetuidad le fue reconocida mediante el decreto firmado el 8 de diciembre de 1988 por el entonces obispo de Málaga, D. Ramón Buxarrais.

Esta cesión viene a dar cumplimento al
Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente desde 2011, que otorga al Monte Calvario la consideración de Sistema General de Espacios Libres, una figura que obliga al propietario privado a su transmisión al Ayuntamiento. El Plan Especial de la Finca del Seminario Diocesano tiene por objeto concretar la ordenación urbanística del sector, manteniendo los límites entre el mencionado Sistema General y el suelo de equipamiento privado previstos en el PGOU.

La cesión al Ayuntamiento de los terrenos del Monte Calvario implican también la del
viario, que el PGOU prevé modificar ligeramente una vez pasada nuestra Ermita, para conectar las calles Amargura y Obispo González García sin atravesar las instalaciones del Seminario.

El plan prevé además un aumento de la edificabilidad de algunos de los equipamientos del Obispado –aun por debajo del máximo establecido en el PGOU– que se traducirá en la
construcción en la actual explanada del campo de fútbol de un pequeño auditorio, un polideportivo y un nuevo colegio que vendrá a sustituir a los actuales pabellones del colegio Herrera Oria –junto al Camino de los Almendrales–, que serán demolidos.

También se contempla la posibilidad de
ampliar el convento de las Nazarenas («Villa Nazaret») y el edificio del Seminario conocido como «la Granja», así como las instalaciones que la Casa Diocesana posee en el antiguo convento de las Capuchinas, edificio actualmente conocido como «Betania», que se sitúa tras nuestra ermita. En todo caso, esta ampliación se llevaría a cabo en la zona trasera y nunca de manera aneja a nuestra ermita, pues esta goza de una protección urbanística integral que impide construir junto a la misma. No obstante, en la reforma acometida por el Obispado se demolió parcialmente el antiguo edificio conventual para que nuestra ermita quedara exenta.

Debido a la trascendencia del asunto en relación a nuestra sede canónica, el Hermano Mayor, Antonio Muñoz, acompañado de la Comisión Permanente, recibió el 20 de junio del pasado año en las dependencias de la ermita del Monte Calvario al
Concejal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Francisco Pomares, que atendió la invitación cursada por mediación del Presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, quien ofreció su inestimable colaboración y también estuvo presente en el encuentro. Tras visitar las distintas dependencias, el concejal explicó las líneas generales del plan urbanístico y aclaró que el interés del Ayuntamiento es habilitar el entorno natural del Monte Calvario como parque forestal público y mejorar el vial, al que se le realizaría un necesario asfaltado; aunque el plan especial aún debe pasar los obligados trámites burocráticos, por lo que no se prevén actuaciones de manera inmediata. En cuanto a las estaciones del Vía Crucis, manifestó el compromiso de su conservación por cuanto constituyen una de las peculiaridades de secular tradición en este singular entorno. El Hermano Mayor, por su parte, le agradeció la deferencia de su visita a nuestra sede y la claridad en sus explicaciones. Los presentes coincidieron en valorar positivamente la futura situación, por cuanto a priori podría generar un mayor interés en la visita a la ermita.

El 18 de agosto, la Junta de Gobierno Local aprobó iniciar el procedimiento de Ocupación Directa del suelo, procedimiento recogido en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía. De acuerdo con la normativa vigente y con lo previsto en el PGOU,
el Ayuntamiento compensa la ocupación de este suelo con la adjudicación al Obispado de aprovechamientos urbanísticos destinados a uso residencial en dos sectores de suelo urbanizable situados en Wittenberg (El Palo) y El Coronel (Churriana), derechos que el Obispado podrá vender para obtener un beneficio económico a cambio de los suelos entregados.

El anuncio del acuerdo por parte del Obispado y del Ayuntamiento dio lugar, seguramente debido a la complejidad del plan, a una serie de informaciones confusas en la prensa local que hablaban de una ampliación de la ermita, cuando realmente se referían al edificio de «Betania». Incluso
corrió un bulo sobre una supuesta construcción de edificios de viviendas en el Monte Calvario, extremo completamente falso y que resultaría imposible de llevar a efecto debido a la calificación de zona verde que afortunadamente otorga el PGOU al entorno natural de nuestra ermita.

Ante la inquietud generada, y aunque el PGOU y los acuerdos publicados no dejaban lugar a dudas, el 20 de septiembre, nuestro Hermano Mayor, se reunió con el todavía
Vicario General de la Diócesis, Mons. D. José Manuel Ferrary, quien muy amablemente le informó de los distintos aspectos del acuerdo y le confirmó que el estatus jurídico de la ermita con respecto a la Hermandad permanecía inalterado en la situación de adscripción decretada por el Obispado en 1988 y que el acuerdo con el Ayuntamiento en nada afecta a nuestra sede canónica. En cuanto a la futura situación de los terrenos cedidos, el Vicario General corroboró lo indicado por el concejal y posteriormente publicado en la web oficial de la Diócesis: «con la entrega de dichos terrenos de la Finca del Seminario por parte del Obispado se da el primer paso para la creación de un nuevo parque público, un gran pulmón verde para la Ciudad». Por último, confirmó al Hermano Mayor la capacidad de la cofradía como interlocutora válida con el Ayuntamiento para que, una vez sea efectiva la titularidad pública del monte, plantee ante las instancias pertinentes la posibilidad de mantener el cierre del acceso en horario nocturno, y realice directamente cuantas solicitudes estime oportunas acerca del mantenimiento del vial, de la vegetación, servicio de limpieza, posibles mejoras, etc.

Por tanto, queda claro que la vida y actividad habitual de la propia Hermandad no se verá afectada ante este la nueva situación, que se prevé beneficiosa en tanto que el Ayuntamiento podrá hacer frente, dada su mayor capacidad operativa, a aquellas
actuaciones necesarias para mejorar el estado de conservación del camino de subida a la Ermita del Monte Calvario, así como su entorno natural, en ocasiones perjudicado por los distintos temporales sufridos durante los últimos años.
Ver más noticias...
Stacks Image 118
Stacks Image 120
Stacks Image 122
Stacks Image 116
Stacks Image 114